20 de juliol de 2013

reHabitar una central telefònica, Barcelona

el quadrimestre de primavera de 2012 el tap D va proposar als estudiants reHabitar una antiga subestació de telefònica en desús a Barcelona amb un nou programa d'habitatge vinculat a treball.
l'exercici permetia a cada estudiant plantejar-se el criteri d'intervenció, posant de relleu el potencial de l'edifici industrial transformat, sense perdre'n de vista les limitacions.
el procés iniciat obligava a prendre decisions sobre l'habitabilitat i confort, sobre les qualitats i prestacions dels espais modificats, sobre els processos tècnics o sobre les normatives; qüestions que, en altres casos, podrien plantejar-se com a respostes estàndard, aquí eren motiu de reflexió i proposta.
els resultats van ser molt diversos. entre ells, també els treballs que van decidir "normalitzar" les característiques del contenidor i acostar-les a les d'un edifici d'habitatges de nova planta.
les més interessants, però, van ser aquelles que van apostar per replantejar-se les respostes convencionals. entre aquestes, el projecte de l'Alex Ruiz, la memòria i imatges del qual es mostren a continuació.
..........................................................................................


el cuatrimestre de primavera de 2012 el tap D propuso a los estudiantes reHabitar una antigua subestación de telefónica de Barcelona en desuso con un nuevo programa de vivienda vinculada a trabajo. 
el ejercicio permitía a cada estudiante plantearse el criterio de intervención, poniendo de relieve el potencial del edificio industrial transformado, sin perder de vista sus limitaciones.
el proceso iniciado obligaba a tomar decisiones sobre la habitabilidad y confort, sobre las cualidades y prestaciones de los espacios modificados, sobre los procesos técnicos o sobre las normativas; cuestiones que, en otros casos, podrían plantearse como respuestas estándar, aquí eran motivo de reflexión y propuesta.
los resultados fueron muy diversos. entre ellos, también los trabajos que decidieron "normalizar" las características del contenedor y acercarlas a las de un edificio de viviendas de nueva planta.
sin embargo, las más interesantes fueron aquéllas que apostaron por replantearse las respuestas convencionales. entre éstas, el proyecto de 
Alex Ruiz, cuya la memoria e imágenes se muestran a continuación.
..........................................................................................

RE-habitar, por Alex Ruiz

"El edificio de Telefónica de la Vía Augusta de Barcelona, es un edificio que actualmente se encuentra en desuso, ya que se proyectó con la intención de albergar gran parte de los documentos de esta empresa de telefonía, y hoy en día, las nuevas tecnologías han permitido almacenar esa gran cantidad de información en un solo chip.



Se nos exige proyectar viviendas y zonas de trabajo relacionadas entre sí, fomentando de tal manera el concepto de “zero commuting” en este edificio de estructura industrial, con grandes luces, y mucha profundidad (comparado con un edificio convencional de planta nueva de viviendas).
 
Por lo tanto, el alumno se siente obligado a entender cual es la situación actual del arquitecto. Este país ha sufrido un enorme cambio en muy poco tiempo en el ámbito de la construcción. La crisis financiera, y la cantidad sobrecogedora de edificios vacíos, nos hacen ver que es insostenible seguir construyendo al mismo ritmo que antes. Pero hay que mirar más allá, donde miles de edificios proyectados con esquemas completamente diferentes a los de una vivienda convencional pueden ser REhabitados, y tenemos que lanzarnos a pensar en una nueva manera de vivir, habitar, y en adecuarnos a lo existente, ya que de esta manera también, seríamos más coherentes con nuestras necesidades.


Teniendo siempre en mente este concepto, se ha hecho un análisis completo del Edificio Telefónica. La altura entre forjados es de 4,10 m. y tiene una profundidad de 30 m. En estas condiciones, la estrategia a seguir, es derribar lo mínimo posible. Se plantean unos módulos mínimos fragmentando la vivienda y se colocan alrededor de un patio central, siguiendo el esquema de un huevo frito, donde la vida se encuentra en la yema.

Los módulos se colocan de una manera invasiva por toda la planta, siguiendo una serie de inputs pero teniendo total libertad compositiva. Estos módulos necesitan una altura para que el espacio que albergan funcione de manera adecuada. Esta altura nunca llega a los 4,10 m, por lo que deja iluminar el resto de la vivienda y la escalera, y aún así, se plantean módulos con cubiertas a cuatro aguas, para que la arista central llegue a la altura necesaria para habitar ese espacio, pero "cae" hacia las esquinas, de tal manera que al perder altura permite una entrada de luz mayor a las zonas interiores.


     






(via Alex Ruiz)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada